“Peques LDO” estrenan su programa “Past Life” en el Auditorio

“Peques LDO” en un concierto en el Auditorio el pasado mes de enero | Irma Collín

“Estamos muy ilusionados, llevamos un año muy complicado”, dice Elena Rosso, directora del coro

Franco Torre – LNE – 17/4/21

Peques LDO”, la formación infantil del coro luanquín, presentará mañana en el Auditorio Príncipe Felipe, a partir de las 19.00 horas, su concierto “Past Life”, que cuenta con la colaboración de LA NUEVA ESPAÑA. Un programa en el que, tal y como avanza la directora del coro, Elena Rosso, se desarrolla una temática en torno a los cuatro elementos a partir de composiciones actuales. Las localidades cuestan seis euros y se pueden adquirir en la web entradas.oviedo.es.

“El programa comienza y termina con ‘Past Life Melodies’, de Sarah Hopkins, una composición basada en una melodía muy antigua que servirá de inicio y final aun viaje a través de nueve piezas con referencias a los cuatro elementos de la naturaleza: fuego, agua, tierra y aire”, explica Rosso. Ese periplo tendrá una componente sensorial, ya que habría una iluminación específica que variará entre las distintas piezas. Por su lado, los 50 componentes del coro infantil no permanecerán estáticos, sino que se moverán creando distintas formaciones sobre el escenario del Auditorio. Más allá del programa, “Peques LDO” afrontan este estreno con una gran motivación. “Estamos muy ilusionados. El concierto se iba a hacer, originalmente, el 30 de enero, pero tuvimos que aplazarlo porque, con el cierre perimetral, se complicaba todo mucho, especialmente los ensayos. Ha sido un año muy complicado, y en el que hemos trabajado en condiciones muy difíciles, teniendo que ensayar en grupos pequeños y sin poder reunirnos todos juntos”, relata Rosso.

Las restricciones sanitarias también afectarán al concierto, aunque la directora del coro se muestra convencida de que sus cantantes podrán vencer todas las dificultades: “Tenemos que mantener la distancia y los niños cantan con mascarilla. Todo eso complica la dispersión del sonido, lo hace todo más difícil. Pero ya hemos trabajado contando con esas circunstancias y la propia naturaleza del concierto, con la disposición de los cantantes variando entre unas canciones y otras, nos permite también ir ajustando la interpretación y el sonido”, señala Rosso.