El coro luanquín, que ya comenzó los ensayos, ha elaborado un plan de seguridad pionero en España que quieren aplicar otros grupos

Luanco, Inés Montes 03.06.2020

El coro luanquín “El León de Oro” vuelve a los ensayos tras haber elaborado junto con su agencia representante, Adela Sánchez Producciones, un plan de seguridad pionero en España del que se han hecho eco varias publicaciones del sector musical y coral. Además, varios coros ya se han puesto en contacto con “El León de Oro” para adoptar medidas similares con sus agrupaciones. Para los ensayos, la entidad se divide en grupos, con un máximo de 12 integrantes, en tres ensayos consecutivos y con un intervalo de tiempo entre ellos suficiente para ventilar y desinfectar el local.

Un grupo de componentes de “El León de Oro”, con su director en el primer ensayo.
Fotografía: ©Beatriz Montes

“Mascarillas, distancia social, gel hidroalcohólico, limpieza extrema y… muchas ganas”, dice su director, Marco Antonio García de Paz. El local de ensayo tiene paneles informativos con las medidas de protección exigidas como que cada componente asista a los ensayos con sus propias partituras y su propia mascarilla. El local de ensayo se desinfecta por personal de limpieza cualificado siguiendo la normativa sanitaria, antes y después de cada intervención.

El coro ha estado ensayando online durante todo el confinamiento y, “El León de Oro” al completo grabó un vídeo con todos sus integrantes cantando desde sus casas para recaudar fondos contra el covid-19.

Marco Antonio García de Paz durante el ensayo.
Fotografía: Beatriz Montes

“El verano está cerca, y ya son varios los conciertos que se están reubicando para el período estival. Había que comenzar ya, porque la única forma de salir de esta situación es aceptarla y buscar soluciones”, manifestó García de Paz.

El coro también cuenta con medidas de seguridad para los conciertos. La formación puede adecuar sus programas a 24, 20, 16, 12 u 8 integrantes, en función de la dimensión de cada escenario en el que ofrezcan sus conciertos.

La “nueva normalidad” será la que, como en todos los casos, marque los conciertos que “El León de Oro” podrá dar en los próximos meses. Antes del coronavirus el coro tenía programados recitales dentro y fuera de Asturias para todo el año, alguno en otros países europeos. Sea como sea, la normalidad no cogerá desprevenidos a los componentes que están preparados para cuando, por fin, se levante el telón.