Pocos días quedan ya para que el coro “El León de Oro” y su director y fundador, Marco Antonio García de Paz, regresen al Auditorio Príncipe Felipe de Oviedo y, junto con la Orquesta Oviedo Filarmonía y su director titular, Lucas Macías, interpreten la magnífica Novena Sinfonía de Beethoven.

Estos proyectos de gran envergadura, tan ambiciosos, nos ponen las pilas y nos hacen ver que por muy grande que sea la obra, podemos abarcarla y salir con orgullo de la marejada de notas, acordes, textos y sentimientos.

El compositor alemán Ludwig van Beethoven arrastró gran parte de su vida un estado de salud débil, desde la viruela que tuvo de niño y que le afectó a la vista, hasta la progresiva pérdida de audición que le angustió hasta el final de sus días. / Ilustración: Wearbear

No por ser una sinfonía conocidísima y tarareadísima hasta la saciedad, Himno oficial de la Unión Europea y símbolo de libertad, es fácil de cantar. Esta Sinfonía n.º 9 en re menor, op. 125, conocida también como «Coral», es cambiante y poderosa y nos habla de amistad y libertad, de alegría y de esperanza. 

Basada en un poema de Schiller (1785), el propio Beethoven modificó el texto por motivos artísticos en el cuarto movimiento, en el que el barítono canta:

¡Oh amigos, no esos tonos!
Entonemos otros más agradables y
llenos de alegría.
¡Alegría, alegría! 

Las entradas están a la venta en: https://entradas.oviedo.es/OFICOROLEONDEORO1